7 enfermedades comunes de la infancia

A lo largo de nuestra vida y desde que somos muy pequeños, los humanos nos enfrentamos a diversas enfermedades, las cuales pueden ser causadas por varios factores, tales como el descuido paternal, las inclemencias del tiempo, anomalías hereditarias, problemas durante el embarazo, entre muchos otros.

Aunque las enfermedades se presenten a lo largo de nuestras vidas, es durante la infancia cuando más debemos protegernos porque somos más propensos a enfermar con facilidad. Es por ello que desde bebés debemos ser vacunados contra algunas enfermedades, ser alimentados y abrigados debidamente y estar lejos de riesgos que atenten contra la integridad física y emocional.

En esta oportunidad veremos 7 de las enfermedades más comunes durante la infancia y cómo es que deben ser atendidas antes de convertirse en un verdadero riesgo. Si usted desea, puede constatar esta información junto al pediatra de su confianza.

Enfermedades más comunes durante la infancia

El fin del presente artículo es reducir los niveles de mortalidad de muchos niños en el mundo, además de fomentar el derecho que tienen a una buena salud, lo cual implica desde cuidados en casa hasta el recibir una atención médica de calidad. Veamos a continuación cuáles son las enfermedades más comunes durante la infancia.

Dolores de garganta

Los dolores de garganta son, por lo general, muy dolorosos y son provocados por virus muy contagiosos o por una infección estreptocócica, mejor conocida como faringitis. Para tratar esta enfermedad es necesario visitar a un pediatra, quien verá si es necesario o no la aplicación de algún antibiótico.

Dolores de oído

Este tipo de dolores pueden ser el resultado de alguna infección media u otitis, infección en la piel auditiva, presión a raíz de resfriados, dolores de dientes irradiados en la mandíbula, entre otros. En estos casos, será el pediatra quien identificará las razones de las dolencias y hará un diagnóstico preciso. Si estos dolores vienen acompañados de fiebre alta o si el dolor es en ambos oídos, el pediatra le recetará el antibiótico que corresponda.

Infecciones urinarias

Estos se producen cuando hay una acumulación de bacterias en las vías urinarias, los cuales se manifiestan a través del dolor al orinar, orinar frecuentemente o de manera involuntaria. Para encontrar una solución, se debe llevar al niño al pediatra y será este especialista quien tomará una muestra de la orina, detectará el nivel de infección y procederá a recetar un tratamiento para eliminar a las bacterias.

Infecciones en la piel

Las infecciones en la piel de los niños suelen ser frecuentes debido al contacto que tienen con la naturaleza, es decir, plantas, bichos, animales, aunque también son comunes ante la radiación solar, la temperatura del agua y otros factores. Estos casos se pueden verificar con pruebas cutáneas, las cuales son fáciles de detectar infecciones por estafilococos o provocadas por otras bacterias.

Bronquitis

Este problema se da cuando el sistema respiratorio del niño o niña se ve afectado, el cual puede ser crónico o no dependiendo el estado de los pulmones. Puede ser provocado por virus contagiosos, por lo que también habría que ver con un pediatra si es recomendable o no solucionarlo con antibióticos.

Resfriados

Al igual que en el caso de la bronquitis, los resfriados comunes son aquellos provocados por virus que afectan el sistema respiratorio, sin embargo, en este caso son las vías respiratorias superiores las que más se ven afectadas. Estos resfríos pueden ser de 6 a 8 por año, dependiendo del contacto de los niños con otros. Consulte preferentemente con un pediatra para ver el nivel del resfrío, es decir, si existe mucosidad permanente o una temperatura demasiado elevada.

Tos

La tos también es causada por un virus que ingresa al sistema respiratorio de los niños, especialmente a las vías. Suelen ser la enfermedad más común durante esta etapa de la vida y su tratamiento es sencillo. Los medicamente como jarabes e inyecciones solo deben ser recomendadas por el pediatra, ya que será este especialista quien determinará qué es necesario y qué no.

Muchas de las enfermedades mencionadas puedes o no provocar efectos secundarios, por lo que es bueno seguir un tratamiento establecido por un médico de manera inmediata. Solo así se podrá evitar que los niños sufran otras enfermedades o algunas secuelas a lo largo de sus vidas.